Se encuentra usted aquí

Millonarios recursos del Fondo de calamidades se invierten con la veeduría de la comunidad en Melgar

Enviado por Anónimo (no verificado) en Vie, 09/09/2011 - 22:12
Millonarios recursos del Fondo de calamidades se invierten con la veeduría de la comunidad en Melgar

En días pasados funcionarios de la oficina de desarrollo ambiental de CORTOLIMA y  PRODIAC LTDA., firma encargada de ejecutar la obra de mitigación en la quebrada la Melgara, dando cumplimiento con el compromiso obtenido el pasado 16 de agosto en la primera socialización del proyecto, adelantaron  un recorrido por  todo el cauce de la quebrada  con el objetivo  de dar a conocer a la comunidad los  puntos que serán intervenidos, empezando desde el colegio Gabriela Mistral hasta la desembocadura al Río Sumapaz.

La caminata que se hizo a lo largo de la quebrada fue acompañada por la comunidad del sector y ambientalistas, que hicieron algunas sugerencias, atendidas de manera inmediata por funcionarios de CORTOLIMA y la firma constructora.

En total se pretende trabajar  en la mitigación de riesgo en  17 tramos  a lo largo de La Melgara, de los cuales ya han iniciado los trabajos en 14 frentes, empezando por la cimentación que representa a la parte de concreto de las obras a construir, en el marco del proyecto denominado: “Acciones para la mitigación de los efectos de las inundaciones de la quebrada la Melgara en el casco urbano de Melgar, departamento del Tolima”.
Todas las obras a ejecutar son de mitigación en Control de erosión y protección de orillas,  bioingeniería y retención de detritos y empalizadas, la limpieza del cauce y la rectificación  de los colectores.

Esto contribuirá a  reducir los impactos que la creciente de la Quebrada  la Melgara genera en las edificaciones  construidas a los lados del afluente. Es de resaltar que  las obras que se harán en la parte urbana de la localidad  beneficiarán a 473 familias, en  42 barrios que sufren con cada temporal  invernal.

La ejecución del contrato tiene un plazo de 6 meses, teniendo en cuenta que la próxima temporada invernal está cerca, funcionarios de la firma ejecutora dejaron en claro que ya tienen diseñado un plan de contingencia para poder cumplir con el plazo pese a las lluvias.

Problemática de la Melgara

La quebrada Melgara ha quedado inmersa dentro del casco urbano de Melgar en sus últimos cinco kilómetros de recorrido hacia el río Sumapaz. El desarrollo urbano en su rivera ha sido considerado y en muchos tramos los treinta metros de franja de aislamiento están invadidos por las construcciones. Con el paso del tiempo, el cauce de la quebrada se ha ido colmatando por diversas causas y la capacidad hidráulica se ha visto comprometida, lo que causa desbordamientos e inundaciones en el casco urbano.

Debido a lo anterior, cuando se suceden las crecientes de la quebrada como producto del aumento de la escorrentía superficial las casas en ambos costados del cauce se inundan. Todo el material de arrastre que trae la quebrada (palos, lodo, etc.) queda depositado en las calles y las casas. Los habitantes ven sus bienes afectados y en muchas ocasiones se presentan pérdidas de los mismos. Las calles inundadas infartan el devenir cotidiano. En la última creciente de febrero 14 de 2011, varias casas resultaron afectadas estructuralmente y muchos de los gaviones de protección apostados literalmente en las paredes del cauce de la quebrada resultaron destruidos por la fuerza del agua. Se inundaron los barrios Pueblo Nuevo, Las Vegas, Sicomoro, Acapulco, Santa Ana, el sector del hotel Yahaira, el barrio Galán.

Millonarios recursos del Fondo de calamidades se invierten con la veeduría de la comunidad en Melgar

Antecedentes

El problema de las inundaciones de la quebrada La Melgara es un problema recurrente, pues el área hidráulica de descarga se ha reducido por la construcción de viviendas sobre la ronda hídrica de la quebrada. Hasta tanto no se garantice un área de descarga apropiada las inundaciones prevalecerán.

Impacto Ambiental

El proyecto adelantará acciones de bajo impacto ambiental. Todas las obras se justifican en el marco de la gestión del riesgo. Los impactos ambientales se consideran positivos en términos de la recuperación y protección de bienes y servicios ambientales asociados a la regulación hídrica.
El decreto 1541 de 1978 en sus artículos 196 y 197 autoriza la ejecución de obras y acciones para mitigar los riesgos e informar posteriormente a la autoridad competente de las acciones adelantadas.