Se encuentra usted aquí

Instituciones y comunidad se unen para proteger la Palma de Cera y las Águilas Cuaresmeras

Enviado por desarrollo en Mié, 04/10/2019 - 09:28

Boletín 073 09/04/2019

Cortolima

La reflexión y el regocijo son dos estados importantes para vivir la Semana Santa, por eso Cortolima extiende una invitación a toda la comunidad para que, en esta época de paz, la tradición religiosa no afecte ningún ecosistema.

De esta forma, en las instalaciones del Seminario del Seminario Mayor María Inmaculada, sacerdotes recibieron la charla del médico veterinario, Pedro Bahamón de Cortolima, acerca de la importancia ecosistémica de la Palma de Cera (Ceroxylon quindiuense), esto con el fin de unir esfuerzos para cuidar de esta especie que ha sido usada como celebración el día domingo de Ramos.

Los religiosos durante la reunión aclararon varios puntos referentes a las características e importancia de esta palma para la vida silvestre.

Cortolima

De este modo, se hizo un compromiso ambiental desde ya con el Arzobispo Miguel Francisco Gonzales, para que en las eucaristías se lleve el mensaje a los feligreses de que en esta celebración utilicen otro tipo de especie permitida por las autoridades ambientales.

Es de recordar que, Cortolima en años anteriores ha entregado a varias parroquias del departamento plántulas para que la fiesta religiosa se célebre en armonía con la naturaleza.

Datos

Cortolima
  • Es una palma nativa de los bosques alto andinos del Parque Nacional Natural Los Nevados, en Colombia.
  • Esta planta constituye un hábitat para muchas formas de vida, frecuentemente especies en riesgo de extinción. Crece entre 2.500 a 3.10000 msnm, con temperaturas oscilando entre 12°C y 19 °C.
  • En buenas condiciones, crece más de 60 metros. Es la más grande monocotiledónea del mundo.
  • Puede producir en el año 4.000 frutos y 9 racimos simultáneamente, de todos estos frutos solo el 8 % logra sobrevivir. En Tochecito: 2.000 millones de frutos/anuales.
  • Cuenta con tallo cuando tiene 57 años y se reproduce a los 67 años y empieza a crecer un metro por año.
Cortolima

Protejamos otras especies en esta época

Así mismo, en la casa de la cultura del corregimiento de Villa Restrepo se realizó el taller de “Palma de Cera y Águila Cuaresmera (Buteo platypterus)”. Charla que también estuvo a cargo de Pedro Bahamón, quien en conjunto con la comunidad del Cañón del Combeima, personal de Parques Nacionales y Policía Metropolitana en la espacialidad Ambiental y ecológica, trataron temas del arribo de aves migratorias al territorio tolimense en esta temporada.

Así mismo, diferentes actividades de sensibilización son realizadas por estos días previos a Semana Santa con el objetivo de conocer y proteger estas aves rapaces.

Es de recordar que, por estos días es el tiempo en que las Águilas cuaresmeras (Buteo de swainsoni) retornan a su lugar de origen en los meses de marzo y abril, época en que cruzando el páramo de “Las Hermosas” ingresan al departamento del Tolima, pasando por los municipios de Planadas, Rio Blanco, Ortega, Rovira, Chaparral hasta llegar al cañón del río Combeima en Ibagué.

Zona en donde lamentablemente son atacadas con escopetas de perdigones por cazadores furtivos, dejándolas heridas y en el peor de los casos muertas.

Características

“Águilas Cuaresmeras” nombre que se les da en el Cañón del Combeima en el municipio de Ibagué a los Gavilanes y Halcones los cuales son aves de rapiña migratorias que viven en Estados Unidos y Canadá países donde llevan a cabo en la primavera el proceso fisiológico de ANIDACIÓN que garantiza la perpetuidad de las especies.

Gavilán aliancho (Buteo platypterus)

Gavilán de swainson (Buteo swainsoni)

Halcón peregrino (Falco peregrinus)

Esmerejón (Falco columbarius).

Durante la primavera acumulan grasa para ser utilizada durante el vuelo de más de 10.000 km. Vuelan aprovechando las corrientes térmicas (vientos cálidos) las cuales les permiten ascender hasta 1.200 msnm. y desplazarse planeando con un minino esfuerzo y gasto de energía.

Es por ello que, es indispensable crear conciencia para evitar la caza de este gavilán al cual se le acusan propiedades curativas y afrodisiacas, sin contar otro tipo de amenazas que las ponen en riesgo, como la deforestación, quemas controladas y la aplicación de agroquímicos en cultivos; de este modo, hay que insistir que el atentar con esta u otra especie acarrea consecuencias legales y policiales que van hasta los 36 meses de cárcel.